Lo que escatimamos con la vuelta al cole

La vuelta al cole ha llegado y con ella una cantidad de gastos que hacen a muchos padres incluso temblar, son muchos los padres que ya están temiendo por todo lo que deben comprar, y los que ya lo han hecho maldicen su suerte. La verdad es que, si lo vemos desde el punto de vista de ellos, la vuelta al cole es una pirámide de desgracias de la que no quieren hablar, con la que se encuentran más bien incómodos, el hecho de tener que invertir en libros y en material escolar parece ser de lo peor que les ha pasado en la vida, y claro ven este mes de septiembre como la base a sus gastos más elevados. La verdad es que siempre me he preguntado el porque les duele tanto a esos padres gastar en la educación de sus hijos ¿acaso no quieren lo mejor para ellos? Me hace gracia ver como muchos intentan alardear de que lo mejor para sus hijos son los colegios de pago ¿y luego quieren escatimar en lo más importante?

Resulta verdaderamente gracioso ya que a la hora por ejemplo de comprarles un teléfono móvil, el mejor monopatín del momento y todo lo que se les pasa por la mente son los primeros en salir a comprarlo, sin embargo, para lo verdaderamente importante se quieren hacer los suecos y no solo eso despotrican de los profesores, haciéndoles los malos de la película. Estamos en tiempos verdaderamente complicados en los que al dinero se le da mucha más importancia, pero no nos damos cuenta de que en lo que se invierte es en la educación de sus hijos, en que en el día de mañana sean personas de bien, con grandes ganas de trabajar y de ser el ejemplo que siempre hemos querido.

Por ello como el dinero parece ser tan importante, es mejor recurrir a lo lugares en los que nos cobran menos de lo que pensamos, llegar a comprar articulos de papeleria online sin necesidad de que el bolsillo se quede vacío. Recurrir a internet en estos momentos es casi la mejor vía de escape la forma en la que se puede encontrar lo que queremos sin tener que gastar demasiado, así que si eres uno de esos padres deja ya de escatimar e invierte en lo que de verdad es lo mejor y más importante para tus hijos.