¿Cuál es el implante dental más adecuado para ti?

La tecnología odontológica continua desarrollando implantes biocompatibles, los cuales continúan desplazando a los materiales anteriores. La resistencia de estas herramientas, sumada a su durabilidad y a su funcionamiento, las hacen la primera opción de los expertos dentales.

Existen varios aspectos a considerar cual es el tipo de implante dental más apropiado para tu situación. Es el deber del especialista evaluar con meticulosidad que es exactamente lo que requieres. Por otro lado, debes considerar que ventajas te ofrece cada dispositivo.

¿Cómo saber cuál elegir?

Puedes encontrar varios tipos de implantes dentales disponibles en el mercado. Las aleaciones de titanio son las más recomendadas por los odontólogos; estás a su vez se subdividen dependiendo de su forma. También puedes conseguir implantes de zircón o porcelana. Descubre que tienen de buenos los diferentes materiales.

  • Cónico de titanio: Como su nombre lo indica, posee una forma cónica que lo asegura a la raíz bucal. Este dispositivo goza de gran estabilidad, ya que no se mueve ni se afloja de su posición. No obstante, no debe pasar mucho tiempo antes de realizar su inserción ya que de otra forma la raíz del hueso se absorberá, reduciéndose e imposibilitando la implementación.
  • Cilíndrico de titanio: Este dispositivo cuenta con aberturas a través de su cuello para acelerar la integración. Posee una enorme resistencia a la corrosión, reduce el estrés bucal y es bastante flexible. Además, se adapta con mayor rapidez que otros implantes y genera menos incomodidad.
  • Zirconios: Estos son prótesis dentales hechas de cerámica, completamente mejoradas para combatir la fragilidad. Estas piezas no tienen partes metálicas en absoluto y son más imperceptibles que las aleaciones de titanio; además, compatibilizan mejor. Sin embargo, la durabilidad de estos no es tanta como la de los metálicos y siguen siendo más delicados.
  • Porcelana: Las sustituciones a base de porcelana se encuentran descontinuadas por su debilidad y su propensión a quebrarse. Todavía hay especialistas que operan con este material pero es cada vez más rechazado por su delicadeza. Por otro lado, la porcelana sigue usándose ampliamente para las coronas dentales.

Independientemente de los tipos de implantes dentales, es primordial que el paciente mejore su salud bucal para garantizar la asimilación del dispositivo. La recuperación no depende únicamente del buen trabajo del terapeuta, sino de la disciplina concerniente a su cuidado bucodental. Mantén tu boca limpia y saludable y visita regularmente al odontólogo para prevenir dificultades futuras.